Red Sismologica de Costa Rica
logo RSN

banner

Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button
Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button
El RSS te permite suscribirte a los sismos más recientes verificados por la RSN si eres usuario de Chrome asegúrate de bajar un lector de RSS antes suscribirte aquí


La Cordillera de Talamanca no es una cordillera volcánica como la Central o la de Guanacaste pues no presenta actividad volcánica reciente; Sin embargo, sí hay huellas de antiguo vulcanismo en ella. En el Cerro Chirripó, en el lado sureste del Valle Talari, se encuentran Los Crestones, una de las formas más interesantes de los alrededores: se trata de grandes “dedos” (columnas) verticales de andesita (roca volcánica) de hasta 30 m de altura cuyo origen pudo haber sido un antiguo flujo de lava. Los pilones (columnas) están separados por grandes fracturas verticales resultantes de la liberación del esfuerzo (descompresión) cuando las rocas quedaron expuestas a la superficie, a raíz del levantamiento de la Cordillera de Talamanca a lo largo de millones de años. Una leyenda popular cuenta que las brújulas no funcionan cerca de Los Crestones debido a un fuerte campo de energía. Esta leyenda tiene parte de verdad. Es decir, la andesita contiene una gran cantidad de un mineral compuesto de hierro llamado magnetita; este mineral, tal y como su nombre lo sugiere, presenta propiedades magnéticas y es debido a las propiedades magnéticas de la magnetita que la brújula marca una dirección equivocada. El magnetismo de la andesita no sólo ocurre en Los Crestones, sino también en cualquier lugar del Chirripó que presente afloramientos grandes de esta roca (como por ejemplo en el sendero al pico del Chirripó, en el Valle de los Lagos y en el Valle de las Morrenas).

En la foto se observan las columnas o “dedos” de andesita de Los Crestones, separadas por grietas.

Fuente: Lachniet et al., Geología, Geomorfología y Depósitos Glaciares en los Páramos de Costa Rica. 

Fotografía tomada por Manuel Mora.