¿Qué es un sismo?

    Un terremoto es la vibración de la Tierra producida por una rápida liberación de energía a causa del deslizamiento de la corteza terrestre a lo largo de una falla. La energía liberada se propaga en todas las direcciones desde su origen (foco o hipocentro) en forma de ondas. Imagine las ondas producidas cuando se lanza una piedra en un estanque o cae una gota de lluvia en este. Al igual que el impacto de la piedra o de la gota provoca un movimiento de ondas en el agua del estanque, el terremoto produce ondas sísmicas que se propagan en la Tierra. Aunque la energía liberada por la “ruptura” (las ondas) se disipa rápidamente al alejarse del foco, es posible registrar el movimiento en cualquier punto de la Tierra por medio de aparatos suficientemente sensibles. Cada año se producen a través del mundo más de 300.000 sismos perceptibles aunque por suerte muchos de estos temblores generan pocos o ningún daño: sólo alrededor de 75 sismos cada año son realmente significativos. 

    Imagen: Terremoto de Chile del 16 de setiembre 2015, registrado por la RSN en la estación BUS1, ubicada en el Cerro de la Muerte.

    Fuente: Tarbuck, E. & Lutgens, F., 2001: Ciencias de la Tierra: una introducción a la geología física [6ª ed.].- 540 págs. Prentice Hall, Madrid España.