Falla Costera del Caribe

    Localización

    Se ubica en la zona trasarco, algunos kilómetros mar adentro al noreste de Puerto Limón y extendiéndose hacia el este, frente a la costa de las Islas Bocas del Toro, hasta la parte central del Golfo de Los Mosquitos, en el norte de Veraguas en Panamá. En esta región la falla cambia de rumbo noreste y continúa en forma de arco, conformando el Cinturón Deformado del Norte de Panamá (CDNP), el cual es interpretado como el límite norte de la Microplaca de Panamá.

    Longitud

    Desde el este de Puerto Limón, hasta el Golfo de Los Mosquitos, presenta una extensión de al menos 240 km, según Case & Holcombe (1980) y Camacho et al. (2010).

    Tipo y Geometría

    Corresponde con una zona de fallas inversas que conforman un sobrecorrimiento del sector oeste del CDNP. Camacho et al. (2010) basados en un análisis de la sismicidad local combinada con telesismos, consideran el CDNP como una posible zona de subducción de la Placa Caribe bajo la Microplaca de Panamá.

    Expresión Geomorfológica

    Por tratarse de un plano de falla localizada bajo el mar, no es posible apreciar muchas evidencias geomorfológicas. No obstante, Astorga et al. (1991) presentan un perfil sísmico con orientación noreste donde es posible observar diversas fallas en profundidad, que disminuyen su ángulo de inclinación y se unifican en una falla lístrica.

    Montero (2001) indica que este sistema de fallamiento inverso, frente a la costa Caribe, termina hacia el norte en la zona comprendida entre el talud y la plataforma continental, componiendo una serie de falla lístricas y pliegues delanteros asociados. Por otro lado, el terremoto de Limón del 22 abril de 1991, generó una serie de evidencias morfológicas de la existencia de esta falla; por ejemplo, el levantamiento costero que según Denyer et al. (1994) que se extendió desde Moín hasta Gandoca y osciló entre 0,3 hasta 1,85 m. También mencionan que se identificaron movimientos horizontales significativos (hasta 1,4 m), sin embargo estos fueron asociados a fallas secundarias, como en el caso de la Falla Río Blanco.

    Historia

    Según Astorga et al. (1991), esta falla se asocia con una serie de estructuras debidas esfuerzos compresivos direccionados de noreste a suroeste, deformando rocas que abarcan desde el Mioceno Superior hasta depósitos recientes. Se relaciona esta falla con el Terremoto de Limón (22/4/1991) de magnitud Mw = 7,7, el que según Morales (1994), causó grandes pérdidas económicas (21.991 millones de colones) y 48 víctimas mortales en Costa Rica y 52 en Panamá. Ponce et al. (1994) mencionan que, anterior a este terremoto, el potencial sísmico de la zona era considerado como bajo pues no se habían reconocido grandes sismos históricos. En forma similar, Montero et al. (1994), mencionan que previo al terremoto de 1991 la sección oeste del CDNP se consideraba poco sísmica en relación con la porción este de dicha estructura. Por otro lado, Denyer et al. (1994), indican que existen eventos sísmicos, previos a 1991, registrados en los promontorios de la costa Caribe, donde los autores suponen la preexistencia de terremotos de magnitud 7,0 o mayor, los cuales han sido recurrentes al final del Cuaternario. Inclusive, Montero et al. (1994), menciona la ocurrencia de grandes terremotos históricos en el lado marino del norte de Panamá.

    Potencial

    Se desconoce la tasa de movimiento de esta falla, sin embargo Astorga et al. (1991), sugiere que puede estar relacionada con el movimiento del piso de la Cuenca de Colombia, el cual converge 1cm/año en dirección suroeste. Considerando la longitud de la falla (en ese sector oeste del CDNP), y en las relaciones empíricas de Wells & Coppersmith (1994), esta falla es capaz de generar sismos de magnitud (Mw) de 7,8.

    Referencias

    ASTORGA, A., FERNÁNDEZ, J., BARBOZA, G., CAMPOS, L., OBANDO, J., AGUILAR, A. & OBANDO, L., 1991: Cuencas sedimentarias de Costa Rica: Evolución geodinámica y potencial de hidrocarburos. - Rev. Geol. Amér. Central, 13:25-59.

    CANACHO, E., HUTTON, W. & PACHECO, J., 2010: A new look at evidence for a Wadati-Benioff Zone and Active Convergence at the North Panama Deformed Belt. BSSA, Vol. 100. Pp. 343-348

    CASE, J. & HOLCOMBE, T., 1980: Geologic-Tectonic map of The Caribbean Region.- Escala 1: 2.500.000 [USGS].

    DENYER, P., ARIAS, O. & PERSONIUS, S., 1994: Efecto tectónico del Terremoto de Limón.- Rev. Geol. Amér. Central, vol. esp. Terremoto de Limón: 39-52.

    DENYER, P., MONTERO, W & ALVARADO, G., 2003: Atlas tectónico de Costa Rica.- 79 págs. Ed. Univ. Costa Rica, San José.

    MONTERO, W., CAMACHO, E., ESPINOSA, A. & BOSCHINI, I., 1994: Sismicidad y marco neotectónico de Costa Rica y Panamá.- Rev. Geol. Amér. Central, vol. esp. Terremoto de Limón: 73-80.

    MONTERO, W., 2001: Neotectónica de la región central de Costa Rica: frontera oeste de la Microplaca de Panamá.- Rev. Geol. Amér. Central, 24:29-56.

    MORALES, L., 1994: Daños causados por el Terremoto de Limón: pérdidas y medidas de mitigación. - Rev. Geol. Amér. Central, vol. esp. Terremoto de Limón: 201-210.

    PONCE, L., PARDO, M., DOMÍNGUEZ, J., MONTERO, W., ROJAS, W., BOSCHINI, I., SUÁREZ, G. & CAMACHO, E., 1994: Estudio de réplicas del Terremoto de Limón usando datos locales: resultados e implicaciones tectónicas. - Rev. Geol. Amér. Central, vol. esp. Terremoto de Limón: 103-110.

    WELLS, D. & COPPERSMITH K., (1994): New Empirical Relationships among Magnitude, Rupture Length, Rupture Width, Rupture Area, and Surface Displacement.- Bulletin of the Seismological Society of America, 84, 4: 974-1002.